Post Image

Hay que configurar la cámara encuadrando la estrella polar para que se vean las trazas. La estrella polar se queda fija y el resto de estrellas forma círculos a su alrededor y así se pueden conseguir muchas posibilidades.

Hay que hacer varias fotografías para luego unirlas y hacer un “starstrail” (las podemos unir con el programa starstaX, solo jpg).

Otra técnica de fotografía nocturna es fotografiar los rastros luminosos de las estrellas. Los fuegos artificiales son muy irregulares, pero las exposiciones prolongadas de cielos estrellados se transforman en espectaculares composiciones geométricas, en las que cada estrella deja, mediante un círculo constancia del movimiento de rotación de la Tierra.

Como el cielo estrellado gira como una cúpula, esta rotación se puede registrar. Sólo se necesita prolongar la exposición para que las estrellas dejen su estela en el cliché.

Hay que elegir una noche con luna nueva, o una noche muy oscura, sin contaminación lumínica o luz parásita.

Se mira a la estrella Polar y se encuadra a ojo en los dos tercios superiores del visor. Se cierran los ojos durante unos minutos antes de encuadrar. Se sitúa en primer plano casas o árboles, en la parte inferior a la izquierda o derecha del campo. Se sujeta bien el trípode en el suelo y se dispara en posición B (Bulb) y se bloquea el disparador del cable (Intervalómetro).

La exposición  debe durar como mínimo 2 min y como máximo todo el tiempo que queramos. Cuanto más tiempo más rastro de estrellas se vera. Un buen tiempo de exposición sería entre 2 y 3 horas. Entonces las estrellas dejan un trazo en la película en forma de arco, más o menos largo alrededor del polo y sus trayectorias paralelas son circulares.

Se puede variar el efecto si enfocamos:

-Hacia el horizonte sur, los trazos se verán curvados de norte a sur en ascenso.

-Hacia el oeste, los trazos se verán curvados en descenso.

Por otro lado, para capturar rastros de estrellas lo más largos y curvados posible, necesitaremos, algunas técnicas:

-Dirección de la cámara: apuntar la lente lo más cerca posible hacia el norte.

-Ángulo de vista: a más ancho el ángulo de la lente, más curvados será los rastros de estrellas. También es útil un ojo de pez digital.

-Tiempo de exposición total: a mayor tiempo total de exposición, mayor será el rastro de las estrellas. Para exposiciones totales muy largas, funciona mejor una composición apilada.

Si se utiliza un temporizados de intervalos programable se pueden hacer varias exposiciones de segmentos. Pues sin este temporizador no se puede crear un conjunto de imágenes que se puede apilar.

El cielo nocturno es estupendo para el apilado, porque funciona mejor cuando el fondo es oscuro y así se consigue un mayor contraste entre los rastros de estrellas y el cielo.

También es importante en el apilado desactivar la reducción de ruido de larga exposición.

El tiempo que lleva a una cámara crear un fotograma negro para reducir el ruido crearía huecos enormes en los astros de estrellas del apilado. Combinando el fotograma negro con el fotomontaje apilado se puede reducir el ruido de la imagen.

Cada una de las exposiciones del segmento del apilado debería exponerse a la luz de las estrellas. Por tanto, se necesitaría una exposición de tres minutos a f5.6 e ISO 100 y cuatro minutos a f/4 e ISO 200.

Para evitar el ruido hacen falta varias exposiciones (muchas para rastros de estrellas); un mínimo de ocho capturas y paciencia.

Siguiente
TIMELAPSE VÍA LÁCTEA
Comments are closed.